miércoles, 10 de febrero de 2016

Sin título

Cansada de ver la esperanza partir
veo en sus rostros el dolor
arraigarse en lo mas profundo,
lo se, nadie dijo que sería fácil
cruzar por este camino.

Las lagrimas no serán suficientes
para este lugar, donde la muerte
se pasea cada día
y  te acaricia el rostro mientras duermes.

Cansada del dolor
de las agujas en mis brazos,
las palabras de soledad,
los miembros mutilados,
la sangre intoxicada que no para de correr
por mis venas doloridas.

Cansada del día a día,
de los sueños perdidos,
de las esperanzas guardadas 
en bolsillos agujerados.

Claudia Calderon Ruiz 

viernes, 21 de agosto de 2015

Sin título

Donde el viento dobló la esquina
Ahí donde la fe no claudica
Cada paso va acompañado
De un trozo de esperanza.

Con pasión
 con temor
De tantas batallas perdidas,
Pero con el paso firme
Ante la vida.

Con la fe arraigada
En las heridas,
Miro a la muerte
A los ojos con la frente en alto.

martes, 11 de agosto de 2015

Peticion

Yo se que la lluvia no dejara
De caer sin mi,
Se que los peces seguirán
Nadando en el mar.

Se que el cielo seguirá siendo azul
Y que se juntara en el horizonte con el mar,
Se que seguirás amando los amaneceres
Aunque ya no este yo junto a ti.

Se que las palabras seguirán brillando
En los poemas de Neruda.
Que la música de tu guitarra 
Me acompañara a donde sea que vaya.

Pero por favor, conserva un pequeño
Pedazo de mi alma siempre brillando para ti,
Como una estrella que te recuerde que estoy aquí.


Sin título

El pasado se ha ido
Y me ha mostrado el rostro
De lo que nunca seré.

Pero se que todo
Me llevara nuevamente a ti
Como un sueño
Que se repite una y otra vez.

viernes, 3 de octubre de 2014

II

Podrías tomar todos mis silencios

y contenerlos en tus manos.

Podrías tomar mis lágrimas 

y convertirlas en cristal.


Poner tu mano en mi pecho

y calmar esa taquicardia

que por las noches no me deja respirar.


Tomar cada segundo que me resta

y guárdalos en tu pecho

junto a tu corazón.


Déjame volar a tu lado

hasta el último suspiro,

sentir tus manos

acariciando mi piel.




jueves, 15 de mayo de 2014

Memorias

La brisa en la ventana y los ojos puestos en la pequeña luna plateada que brilla a lo lejos, como buscando un resquicio de su rostro ya lejano, sus ojos firmes y duros como sus palabras, y sus manos llenas de arrugas, de esas cicatrices de la edad, rebosadas de sabiduría, ansiosas de ser escuchadas, tajantes y enérgicas.


Su mirada que podía hacer temblar un corazón desprovisto, su cabello plateado como esa luna que contemplo en las noches, lleno de misterios, de mágicas historias salidas de los libros que sostuvo cada día de su vida en sus manos, no fue fácil dirigir una mirada o una palabra frente a el pero se que trate y que en el corazón el sabía que no quería que partiera aún.


Quisiera haber tenido un poco más de tiempo y paciencia para escuchar y tomar su mano, recuerdo su voz como una tormenta que lograba paralizar mis sentidos, pero no cambiaría ni un segundo almacenado en mi memoria junto a el.


Claudia Calderón Ruiz